01/12/2014

Kiba es una gatita de unos dos meses de edad que unas voluntarias se encontraron el sábado 23 de noviembre por la noche en Bilbao tras haber sufrido lo que parecía un atropello. Inmediatamente la trasladaron a una de las clínicas colaboradoras de urgencia. Le hicieron una radiografía que confirmó que podía haber sido un atropello o un aplastamiento muy fuerte, y se quedó ingresada para realizar más pruebas y valorar.

Al día siguiente llamamos para interesarnos por la evolución de la pequeña y nos dijeron que había comido bastante y que había bebido. Tenía una fractura muy fea en la articulación del fémur, hematuria y hernia inguinal. La hernia no es urgente y se podría operar más adelante. Le iban a hacer una prueba para ver si las paredes de la vejiga y del intestino estaban bien. El veterinario creía que sí, pero había que asegurarse. Iba a valorar esto, que no tuviese lesión de médula y que no tuviese incontinencia que parecía que no. Se iba que a seguir quedando ingresada para poder realizarle palpaciones e intentar que el callo de la lesión no obstruyese el colon porque le impediría hacer cacas. En el momento que estuviese estable y fuese viable operar, habría que operar.

En todos estos días, hemos estado llamando a diario para conocer su evolución y hemos ido a la clínica para hacerle mimos y compañía, que se sintiese querida y protegida porque seguro que esto le dabas fuerzas para recuperarse. Le han mirado la vejiga y la tiene bien. Está estable, come y hace pis y cacas, así que buena señal 🙂

Le han realizado varias palpaciones rectales y parece que no tiene nada que le impida hacer cacas. Con las palpaciones rectales que le están haciendo, el veterinario está aprovechando para moverle manualmente un poco el callo que se le está formando debido a la fractura e intentar que la fractura suelde correctamente. Así que de momento sigue ingresada.

Tiene el ojito derecho con una úlcera que parece ser debida al propio golpe y que en todos estos días no ha mejorado 🙁

En cuanto a su carácter… es un amor, se deja hacer las palpaciones sin necesidad de sedar y ronronea en cuanto le dices algo. Ayer cuando fuimos a verla al principio la vimos un poco apagada, pero con unos mimos enseguida se animó. La veterinaria nos comentó que lata comía muy bien, pero que el pienso no le hacía tanta gracia. No sabemos si fue por llevar la contraria o por qué, pero el rato que estuvimos con ella, comió pienso 🙂

 

02/12/2014

Estas son las radiografías que han sido realizadas en el CENTRO VETERINARIO URIBE KOSTA en la fecha que se indica en las mismas.

 

08/12/2014

En estos días, a Kiba le han dado el alta y ha ido a una casa de acogida. Con los cuidados de su nueva casa, parece que el ojillo va, poco a poco, mejor, por lo menos ya empieza a abrirlo. Antes de ayer volvió al veterinario para ver cómo evolucionaba la fractura y parece que bien, al menos el conducto rectal se mantiene libre. El martes que viene tiene que volver, así que ya os contaremos.

Su casa de acogida dice que, además de ser precisoa, es un amor, en cuanto les ve ronronea :-). Es muy buena y se deja dar perfactamente la pastilla de antibiótico y las gotitas en el ojo. Al principio estaban un poco preocupados porque siendo tan sólo una cachorra, estaba todo el día tumbadita, pero tras consultarlo con el veterinario, se tranqulizaron al explicarles que era normal porque, aunque la lesión evolucionaba bien, no dejaba de tener la cadera fracturada.

 

18/12/2014

No podíamos tener mejores noticias sobre Kiba… Si todo va bien, compartirá su vida con Izzy!! Irá a vivir con una marivillosa familia donde no le faltará de nada.

Por otro lado, también hemos recibido noticias de su casa de acogida que se desvive en cariños y cuidados con la pequeña. Nos cuentan lo siguiente:
“Después de unos días de poner la vacuna, Kiba está genial!! No ha mostrado ningún síntoma de que le diera algún tipo de reacción, sigue muy alegre, animada y juguetona. El ojo ya está prácticamente curado del todo, apenas le queda un poco de cicatriz, tienes que fijarte mucho para vérsela. De la patita lesionada no hay síntomas de que haya ido algo mal, al contrario, cada día corretea más, trepa al sofá o a la cama como si no hubiera un mañana, y juega con ratones, pelotas, peluches… incluso con aquello que no está dentro de la categoría “juguetes gatunos”.
De su actitud, siempre dispuesta a las caricias, ronroneando en cuanto le acercas la mano, y de vez en cuando le da “un ataque de amor” y se te sube encima hasta llegar al pecho o al cuello pidiendo caricias y mimos. ¡De como ronronea casi no te deja oír! Ahora ha aprendido a pedir de comer, es todo un show ver cómo te persigue por la cocina cuando le estás poniendo su latita. La próxima semana tenemos que ir a revisión, pero de momento todo parece que va muy bien”.

 

01/01/2015

Kiba (ahora Noa) se ha ido adoptada con su nueva y definitiva familia. Compartirá vida y juegos con Izzy (antes Tristán). Su nueva familia nos cuenta que desde el primer momento los peques han congeniado y juegan y se buscan como si llevasen toda la vida la vida juntos. Gracias familia! 🙂
la foto

16/01/2015

Kiba e Izzy ( Noa y Tristán) están así de guapos. Están encantados y felices, se llevan fenomenal desde el primer día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *